BASES 1: EVALUACIÓN FUNCIONAL

Muchas veces los movimientos alcanzan el objetivo a pesar de ser mal ejecutados, por tal motivo no se corrigen, este patrón de movimiento permite alcanzar el objetivo pero poco a poco va dañando el sistema locomotor provocando lesiones por compensación. El movimiento humano se basa en patrones fundamentales que por diversas cuestiones se pierden siendo modificados por otros patrones pobres e ineficientes.

Se debe tener en cuenta que cada segmento del cuerpo es un componente importante del éxito de la producción de un gesto. Es importante observar que en la secuencia de generación de un movimiento se produce una suma de segmentos que se coordinan activamente, transfiriendo la fuerza generada desde el suelo segmento a segmento, finalizando en la aceleración del gesto a acción realizada.

Si esta fuerza que comienza en el suelo asciende por cada segmento, es fundamental que la estabilidad en cada uno de ellos  permita trasladar el movimiento correctamente, si esta es deficitaria la calidad de movimiento se pierde, generando una técnica invisible ineficiente, una técnica visible poco efectiva, que consume más energía y aumenta el riesgo de lesión.

Se debe pensar como se mueven los deportistas en sus deportes y que el entrenamiento es un vehículo para la mejora del rendimiento, el cuál tendrá que tener sentido para el deportista. Los programas de entrenamiento construidos con acciones que no ocurren en el deporte carecen de sentido. La reducción de las probabilidades de lesión y el aumento de rendimiento dependen del potencial de los músculos para trabajar juntos y coordinados.

En la realización de las evaluaciones, la finalidad será determinar sencilla y eficazmente la movilidad de los individuos reconociendo el funcionamiento correcto de las estructuras a valorar, para más adelante reeducar el patrón, mediante un nuevo aprendizaje y desarrollo motor, enfocándose directamente en determinar cuáles son los eslabones débiles que hacen que las cadenas cinéticas no sean tan móviles, estables y fuertes.

Los factores básicos en las evaluaciones son el conocimiento del nivel de fuerza funcional, la eficacia de la mecánica del movimiento y las demandas metabólicas de la actividad que realizará. La utilización de los diversos test tradicionales solamente darán información proveniente de la capacidad física y no de la movilidad, se podrá ser capacitivamente apto pero a través de un patrón compensatorio.

La valoración deberá ser un examen funcional, nunca uno clínico, se evaluarán en ella patrones relacionando movimientos en ambos hemisferios y la relación de ellos con el pilar, siendo estas evaluaciones cualitativas en las que se tendrá que mostrar atención a la hora de observar y aplicar los conocimientos para integrarlos en una imagen virtual del movimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s