ENTRENAMIENTO Y SOBRE PRONACIÓN

El pie humano y el tobillo son una fuerte y compleja estructura mecánica que contiene 26 huesos, 33 articulaciones, y más de 100 músculos, ligamentos y tendones.

El 60 % de las lesiones del aparato locomotor tiene su asiento en el pie , pero además un porcentaje elevadísimo del resto de lesiones de estructuras superiores como rodilla , cadera y espalda se producen a consecuencia de unos pies mal estructurados y por tanto con mala pisada , siendo lesiones transferidas por el pie .

Principalmente existen tres factores causales :

Errores estructurales del aparato locomotor

Calzado deportivo inadecuado

Mala técnica de carrera

Una de las anormalidades más frecuentes es la excesiva pronación de la articulación subastragalina y mediotarsiana oblicua . El desafio es determinar la causa de la pronación y estructurar un adecuado programa de corrección.

La excesiva pronación subastragalina puede ocurrir como resultado de lo siguiente:

1 . Desviaciones del plano sagital : Una compensación por la limitación de la flexión dorsal de la articulación del tobillo, (la limitación a la dorsiflexión alarga funcionalmente la palanca del primer radio aumentando la presión intra articular y potenciando la aparición de un limitus).

2. Desviaciones del plano frontal : Tibia en varo excesivo. Parte anterior del pie en varo . Desequilibrio entre los músculos rotadores internos y externos, (cuando hay un desequilibrio del pie , como una insuficiencia del tibial posterior, se sobre solicita antes de tiempo al flexor, como músculo que contribuye al equilibrio de la pronación. Este trabajo fuera de tiempo de un músculo fuerte no puede ser compensado por los pequeños músculos intrínsecos, por lo que los dedos se colocan en forma de garra y las articulaciones metatarsofalángicas son sometidas a un momento rotacional importante que determina desplazamientos laterales, inestabilidad de la cápsula y subluxación de los dedos).

3 . Desviaciones del plano transverso : Aumento de la rotación interna de la extremidad inferior secundaria a : Anteversión femoral. Desequilibrio muscular, con los rotadores internos de la cadera sobreactivados.

IMG_8514

La actuación de fuerzas reiteradas sobre cuerpos articulares libres puede causar la elongación de los tejidos blandos de soporte, con una posible rotura articular.

Basados en el principio de hipermovilidad , podemos concluir que la pronación compensatoria anormal puede causar muchas patologías , incluyendo hiperqueratosis, bunios o juanetes, espolón calcáneo y fascitis plantar, dolor miofascial, síndrome del tibial anterior, neuromas, fatiga postural y dolor en la zona lumbar, y condromalacia rotuliana. En el pie , más que en cualquier otra parte del cuerpo , las variaciones del tamaño de las articulaciones y sus relaciones entre ellas modifican profundamente la estabilidad , la forma y la función del pie

Por ello , tanto en las fracturas como en las lesiones ligamentosas , puede producir un desplazamiento del astrágalo dentro de la articulación . Ramsey y Hamilton demuestran que un desplazamiento lateral de sólo 1 mm puede producir un 42 % de reducción del área de la superficie de contacto de 4,4 a 2,5 cm2, de tal manera y conociendo que las responsabilidades del peroné en la sustentación incluyen la transmisión de una sexta parte de la fuerza de sustentación de cada pierna al tobillo, se puede hacer una clara idea de lo que suponen ciertos desequilibrios.

Ya que una de las mayores anormalidades es el pie sobre pronado, que es lo que no debe hacerse al realizar levantamientos de pesas o correr:

Evitar calzado con drop bajo.

Trabajar levantamientos de cargas axiales con calzado de drop 0 pues potenciarán la eversión subtalar, el hundimiento del arco medial, colapsando el arco, debilitando al tibial posterior e inhibiendo la musculatura intrínseca

Por eso que estos pequeños desequilibrios del pie van a provocar movimientos rotacionales en la rodilla que fomentarán la aparición de meniscopatias y , pasado el tiempo , la condromalacia rotuliana , y con ella el principio del fin de la actividad deportiva , cuando ésta alcanza grados avanzados .

El estudio del pie debe hacerse siempre en relación con el resto de la cadena y no individualizadamente al ser una estructura que requiere un exhaustivo conocimiento de su mecánica del movimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s