IMPORTANCIA DEL ENTRENAMIENTO DEL PIE EN JUDO

Es evidente que la preparación física es de suma importancia en el deporte, y que una preparación física de calidad ayudará a nuestros deportistas a mejorar su rendimiento, eficiencia y salud de cara a su actividad diaria y competición.

En los deportes de lucha y, en este caso el Judo, del cual hablaremos, las preparaciones físicas convencionales estructuradas por microciclos, mesociclos, etc…basadas solamente en los trabajos de fuerza son un error. Debemos mejorar la calidad de nuestros movimientos y hacerlos más efectivos pudiendo generar más fuerza con menor esfuerzo, lo cual es clave en este deporte.
image

En deportes como el judo donde se trabaja con el pie descalzo, se ha dejado de lado el cuidado de éstos y solo nos acordamos de ellos a la hora de calentar o de vendarnos algún dedo.
Los pies, pilar indiscutible de nuestra estabilidad, demuestran en las técnicas que realizamos en posición monopodal nuestras descompensaciones o compensaciones que a la larga nos crearan algún tipo de lesión, ya sea de tipo muscular o articular tanto en el tobillo como en la rodilla.
image

Quizás nadie crea en la importancia de esto, pero párate a pensar. Colócate descalzo en el tatami, coge una de tus rodillas con las manos y quédate en equilibrio con una sola pierna. Extensión total de cadera, torso firme y posición estable, espalda recta, equilibrio total…¿lo conseguiste? Muy bien, ahora levanta la puntera y quédate en equilibrio al igual que antes, ¿puedes? Si lo conseguiste genial, serás de ese pequeño 1% capaz de ello, pero lo normal no será conseguirlo en el primer paso ni en el segundo. Si no consigues ser estable tú solo, ¿lo serás con un rival en movimiento y sobre tu espalda? Creo que no. Tu cadera rotará más de lo normal, tu cuerpo se inclinará, tus tobillos se colocarán en una inversión muy pronunciada (con grandes posibilidades de esguince) o con un giro que haga peligrar la rodilla. Normalmente esto no ocurre, pero las lesiones no siempre son generadas por un traumatismo, también aparecen por estrés generado por una musculatura débil o poco activada, por un glúteo sin fuerza (músculo de suma importancia para el judoka) o por una técnica incorrecta, ya que la priorización del entrenamiento de la fuerza y su volumen sobre el entrenamiento del movimiento y la ejecución de la técnica se está dando de lado, y se da más importancia al trabajo de uchi komi en velocidad donde una técnica pobre y malos patrones de movimiento nos llevan a una pérdida de tiempo y a una creación de rutas neuronales (huellas) muy difíciles de borrar o sustituir por unas correctas. La repetición en Judo nos ayudará a que esas técnicas se realicen instintivamente y a gran velocidad (menos de una décima de segundo en algunos casos), pero está demostrado que realizando cientos de repeticiones en las que poco a poco se acumula cansancio y la técnica degenera con cada repetición, lo único que conseguimos es: hacer a nuestro deportista más ineficiente, inestable y caótico. En otras palabras, le estamos haciendo ser cada vez peor. La cantidad no debe primar sobre la calidad en el entrenamiento y esto es algo que todavía los entrenadores no quieren comprender (al igual que las dietas inadecuadas y contínuas bajadas de peso a base de deshidratar el cuerpo incluso en adolescentes, no sólo en deportistas de élite, pero esto es otro caso).
image

Debemos comprender que los desplazamientos (giros, laterales, etc.) se realizan a grandes velocidades y no siempre son controlados, por ello debemos recordar la importancia de prestar la debida atención al trabajo del tren inferior.

El trabajo de fortalecimiento de nuestras pies y piernas no lo conseguiremos metiendo hierro en la prensa o haciendo muchos deep squat, si primero no empezamos mirando al suelo y trabajando hacia arriba. Sí. Desde el pie hacia arriba, evaluando nuestra pisada, activando la musculatura intrínseca del pie, detectando nuestros eslabones débiles y activándolos, siguiendo las espirales de fuerza hasta la rodilla y de ahí a la cadera, core y demás. Todo está unido. Trabajamos descalzos, determinaremos los patrones de entrenamiento y ensamblaremos todas estas herramientas (trabajo del pie “foot to core”, entrenamientos de calidad en la movilidad y por supuesto trabajo de fuerza) por que no todo es 3 series de 10 repeticiones de pecho y bíceps, y tirar de unas gomas. Hay que comprender que este deporte es de una gran complejidad técnica y exigencia física y merece una preparación y un trabajo estructurado y planificado acorde a sus necesidades.
image

Por ello es necesario el asesoramiento de un profesional que ayude a reforzar todas nuestras estructuras y patrones de movimiento, ya que no somos capaces de evaluar y planificar todo este trabajo.

En el ámbito de la valoración, corrección y trabajo con el pie descalzo en el deporte, han aparecido un número de especialistas que podrán guiar al atleta para una mejor eficacia y rendimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s